“Solar Impulse” El vuelo nocturno



El avión “Solar Impulse”, del suizo Bertrand Piccard, se convirtió en la primera aeronave solar en realizar un vuelo nocturno, acercándose a su objetivo final: dar la vuelta al mundo en 2013. La aeronave, de 63,4 metros y 1.600 kilos, aterrizó en la mañana de ayer piloteada por André Borschberg, en una base aérea suiza de Payerne, tras estar 26 horas en el aire.

Las baterías del “Solar Impulse” se cargaron el miércoles durante un vuelo de día y esa energía bastó para volar por la noche. Incluso habría servido para volar seis horas más, dijo Piccard.

En sus alas, el avión lleva 12.000 células fotovoltaicas en silicio monocristalino, encargadas de producir la energía.

En vuelo, el piloto comió sandwiches, arroz con leche y cereales. Estaba previsto que tomara agua mediante una manguera, pero el líquido se congeló.

Anuncios